Definición de un Gobierno

El gobierno es un organismo reconocido por la Constitución y encargado del ejercicio de un poder del Estado. Para ello, sus miembros (puede estar formado por un presidente o primer ministro y un número variable de ministros, secretarios y otros funcionarios.) asumen las funciones ejecutivas. De esta manera, ejercen así el poder político sobre la sociedad.

Actualmente, podemos considerar que la misión principal de un gobierno es mantener la seguridad a largo plazo, en aspectos como la vivienda, la sanidad, el trabajo o el sustento.

Es fundamental aclarar que gobierno no es lo mismo que Estado. Mientras el gobierno ejerce su tarea, cambia y se transforma, el Estado permanece inalterable. Se podría decir que el gobierno es “la herramienta” gracias a la cual se refleja el poder estatal. Está formado por órganos destinados a encaminar a ese Estado, regido siempre por un orden jurídico.

Históricamente, el origen del gobierno lo encontramos en la tribu, cuyos objetivos eran satisfacer las necesidades básicas de sus miembros y coordinar sus recursos humanos y naturales. Paulatinamente, su función fue evolucionando y segmentándose en tres poderes: el Poder Ejecutivo, que actúa como ente coordinador; el Poder Legislativo, generador de leyes y normas que rigen la convivencia de un determinado territorio; y el Poder Judicial, que vela por el cumplimiento de las leyes generadas por el Poder Legislativo.

Existen diferentes formas de gobierno, las cuales se han dado a lo largo de la historia. Atendiendo a la cantidad de gobernantes las más destacadas son la democracia, en la que el poder recae en el pueblo; la oligarquía, en la que el poder recae sobre una minoría; y el totalitarismo, por el que existe un cargo supremo vitalicio y generalmente hereditario que rige la vida de un Estado.

Respecto a la democracia, esta puede ser representativa o directa.

La democracia representativa es aquella en la cual el pueblo elige a sus representantes de forma periódica mediante elecciones libres.

Estas autoridades en teoría deben actuar en representación de los intereses de la ciudadanía que los elige para representarlos. Los representantes normalmente están organizados en partidos políticos y son elegidos por la ciudadanía mediante las elecciones legislativas.

En la democracia directa los ciudadanos pueden participar directamente en el proceso de toma de decisiones políticas.

La democracia directa, en un sentido moderno, consta de tres pilares concretos:

  1. La iniciativa popular.
  2. El referéndum.
  3. La revocación de cargos electos.

No hay contradicciones entre la democracia directa y democracia representativa. Se puede tener una democracia representativa con una mayor participación de los ciudadanos.



Copyright © www.migobi.net 2011-2012. Todos los derechos reservados
Ayuda Condiciones de Uso Políticas de Privacidad

SoftIgnition S.L. es titular de los derechos de propiedad intelectual e industrial del Sitio Web de Migobi, y es también titular o tiene la correspondiente licencia sobre los derechos de propiedad intelectual, industrial y de imagen sobre de los contenidos disponibles a través del mismo.

En consecuencia, no está permitido suprimir, eludir o manipular el aviso de derechos de autor ("copyright") de Migobi y cualesquiera otros datos de identificación de los derechos de Softignition S.L.

Asimismo está prohibido modificar, copiar, reutilizar, explotar, reproducir, comunicar públicamente, hacer segundas o posteriores publicaciones, cargar archivos, enviar por correo, transmitir, usar, tratar o distribuir de cualquier forma la totalidad o parte de los contenidos incluidos en el Sitio Web si no se cuenta con la autorización expresa y por escrito de Softignition S.L.